martes, 21 de junio de 2016

Acertijos, adivinanzas...


Unos cuantos más de los acertijos y adivinanzas con los que jugábamos, cuando los quehaceres eran menos. 
Viendo la reunión que había este fin de semana en el pueblín, seguro que aparte de las ricas viandas, también tuvieron tiempo de contar historias. Que maravilla, buena celebración del San Antonio, una práctica estupenda que bien ayuda a la unión de las gentes de nuestro Trabazos, no solamente juntarse para trabajar, que también.









 *Tierra branca y flores ñegras,
  un arau y cinco yeguas.  ----L'ascritura

*Nu alto vive,
  nu alto mora,
  nu alto tece
  la tecedora.   ------L'araña

*Na tierra medrei
  cun verdes llazos,
  el que chora por mi
  estame partiendo en cachos.-----La cebola

*Dos ñiñas que van a la par
  y las duas nun se pueden tocar.----Los ojos

*Estaba mi gulica mixando
 y foi mi gulico y metiuy'el mango---(taponar la cañella de la cuba con la espita)

*Soy una casa branca
   sin chave ni tranca.  ------El güevo (blanco)

*Cien ouveyas nu curral
  y todas mexan a la par.  ------Las guteiras

*Culgada del pescuezo estoy,
  y los pastores saben por 'onde voy.----El chucayo o esquila

Un saludo para todos

Emiliano

lunes, 9 de mayo de 2016

Dichos y refranes


Unos cuantos más de esos dichos o refranes, supongo que la fuente deje de manar alguna vez, aunque de momento siga gariando un pouco. Gracias a quienes habéis aportado vuestro granito de arena, poco a poco hemos juntado toda una colección. Puede haber alguno repetido, aunque intento que no ocurra. Disculpas si es así.

 -A la viña floja, en noviembre la poda.
-Noviembre trunau, malo p'al pastor y pior p'al ganau.
-Ni tanto que queime al santo, ni tanto que nun ye allume.
-El que sueña cun dientes durme caliente.
-Cuando las choyas vuelan pu los balcones, fa un frío de cojones.
-Díxome, díxome, pata cagada  (menos habladurías…)
-Por si acauso me caso y salgo preñada, nun me dejedes la roupa tan apretada.
-Cuando se casan dos viudos yía siñal que va ñevar, por eso van con paraguas el cura y el sacristán.
-Toda la sotana nun yía cremallera.
-Al llao de la parida el home pasa buena vida.
-El que mueito duerme pouco aprende.
-Cun medi'año, ya fa el culo sentayo.
-Si a Cabreira chegas amigos llevas.
-Co nun deu y una brasa, cada uno pa la sua casa.
-N'este rincón cayíu una brasa, cada uno pa la sua casa.
-El que fa un cesto, fa un ciento.
-Val más entendelo que profialo.
-Quien sin saber de abeyas se mete colmeneiro, gasta el tiempo, la pacencia y el diñeiro.
-L'amor verdadero entra por el agujero.


-Cousas al ouyíu cousas sin sentíu.
-Sufre más el que vei qu'el qu'enseña.
-Si ñeva por Santa Engracia, la viña desgracia.
-Por San Martín, cualquier día chega el fresquín.
-Fuque  fuque y nun facé nada.
-De lo perdiu, nin pago nin agradeciu.
-L'ulvidau, ni agradeciu ni pagau.
-Xixa de calceta, que la coma el que la meta.
-Comer pouco comimos, pero risa mueita tuvimos.
-El que vai a la cuba y nun bebe, yía tontu ou nun tien sede.
-El que nun se farta cumiendo, nun se farta llambiendo.
-Pa un camino corto cualquier burro yía bueno.
-P'al que nun quier tengo you mueito.
-Sin afán nun hay pan.
-La lleña vieja fa buen llume.
-Díxulu Blas, punto redondo.


Un saludo para todos.

Emiliano

miércoles, 16 de marzo de 2016

Coplas de Santos el tamboriteiro


Alguna vez había oído y leído sobre las simpáticas coplas de Santos el tamboriteiro de Castro (Castrohinojo), pero no me imaginaba que fuese algo tan extenso, haciendo un recorrido por la mayoría de los pueblos de Cabrera Baja. Realmente la imaginación era grande, dando lugar a episodios graciosos y siempre listos para la broma (groma) y diversión.
Eran tiempos de mucho trabajo, pero se aprovechaban todos los posibles momentos para la fiesta, donde unas manos habilidosas con una chifla y un tamboril eran suficientes para formar la orquesta perfecta.
Aquí queda esta larga copla recopilada en el vecino Pombriego, muy conocida y recitada (toda o en parte) por los pueblos de Cabrera. Gracias a Ana, una pombrieguesa o repolleira por facilitármela y que todos la podamos disfrutar. 



En fin, estas son:

Por mi afición sin segundo  
soy un gran tamboritero,
tocando gano el dinero
y alegre vivo en el mundo.
Cuando por gusto profundo
voy por mi patria tocando
todos se van asomando
y dicen con alegría:
aquel que vien ende arriba
pe que yía Santos de Castro.

Castrohinojo así se llama
el pueblo donde nací
y por eso para mí
nunca faltó plato y cama
ni tampoco una madama
de las que gastan rodao
y soy tan afortunao
que me llaman el hermoso
y dicen que soy chistoso
porque las miro de llao.

Estas son las de La Baña
porque cuando voy allí
todos se fijan en mí
y yo les digo con maña:
mocitas de la montaña,
si me seguís bien el rastro,
yo seré el hombre más casto
y os amaré de contrito,
y ellas dicen: qué bonito
yía el gaiteiro de Castro.

Estos piropos me echaban
cuando fui mozo soltero
pero yo muy lisonjero
en Pombriego cortejaba
pero lo disimulaba
con mis novias cabreiresas
y ellas dándome las quejas
me decían por lo bajo:
tú como yieres tan majo
vas a dir pa la ribeira.

Y al fin tuvieron razón
que en Pombriego me casé
con la que yo cortejé
llamada Comtemplación.
Pero tuve la ilusión
luego después de casarme
de marchar a Buenos Aires,
aquellos mundos extraños
donde estuve cuatro años
pasando calamidades.

Luego que fui me empleé
en una carpintería
que era lo que yo quería
porque soy aficionado.
Pero por ser descuidado
a los tres años quedé
sin empleo y marché
donde los curas están,
me metí de sacristán
¡qué buena vida pasé!

Pero como yo quería
tocar mi buen tamboril
determiné por venir
para mi patria querida.
La gente, que todavía,
recordaba mis jaranas
todos corrían con ganas
para ver como venía.
Los mozos con alegría,
repiconun las campanas.

Los de mi pueblo tenían
deseos de que viniera,
pero en toda la Cabrera
casi no me conocían.
Y era porque yo traía
un bigote tan bonito
y al verme tan refinito
todos marchaban diciendo:
Santos el tamboritero
pe que yía un señorito.

Todos a llamarme iban,
así que se divulgó
que hubiera venido yo
porque todos me querían.
Con vergüenza me decían
si les quería tocar
en las fiestas del lugar
y yo les dije que sí:
las fiestas son para mí,
con su manera de hablar.

Pero fue lo más amargo
cuando me puse a tocar
que no podía soplar
con mi bigote tan largo.
Luego me puse con garbo,
lo quité del lado izquierdo,
cogí la chifla corriendo
y por el pueblo me fui a tocar.
Todos querían mirar
para mi bigote nuevo.

Y corrían detrás de mí
sólo por verme la boca
y yo toca que toca,
mucho les hice reír
y les oía decir
unas mujeres a otras:
este Santos pa la groma
pe qu'il diablo encadenao,
míralle bien pa la boca,
pe que sólo ri dun llao.

Desde el alto de Cabrera
yo sé todos los idiomas,
cruzando montes y lomas,
también bajo a la ribera
he llegado hasta Las Vegas
y allí como hablan gallego
yo mucha risa me llevo
porque algunos señoritos
dicen: xa nos ven o pito
y o baile non ll'ontendemos.

Castroquilame que está
un poquito más arriba,
cuando voy allí me admira
ver aquella mocedad,
porque más de la mitad
son papudos y no miento
y los pobres muy contentos
me dicen porque no marche:
eiquí nun has de extrañare
que temos mueitos pimientos.

Luego me voy a Robledo
que hay mocitos muy exactos,
hablan lo mismo que en Castro,
dicen "calente y acedo"
pero todo andan con miedo
porque es un pueblo extraviado
y viven tan separados
que todos dicen "antoite
a min tentoume esta noite
o demo sea renegado".

Los que también me han llamado
han sido los de Sotillo
y dicen que soy un pillo
porque siempre le he faltado,
me traen tan amenazado
y me las tienen juradas
con intención de cobrarlas,
ya dicen con entusiasmo:
cuando veyamos a Santos
dámosle unas llanfazadas.

En Benuza, buen lugar
también tengo simpatías,
para la Santa Lucía
siempre les voy a tocar,
ahí no saben bailar
sobre todo las muchachas
porque no salen de casa
y luego me van diciendo:
por el día non podemos
porque vamos con'ar vacas.

En Pombriego que allí está
la flor de la juventud
me piden por la salud
y me quieren de verdad
y dicen con gravedad
cuando me sienten a mí:
ya nos vien Santos eillí
p'al día de San Clemente,
el veintitrés de noviembre
que es una fiesta feliz.

Yía la fiesta dos tomates
como dicen en Pombriego,
luego marchan os rapaces
a collerlos nun maniego.
Yo mucha risa me llevo
porque son tan delicaos
y hablan tan mal chapurriao
que las mocitas solteras
dicen: a culpa foi nuesa
non lo haber apruveitao.

Más arriba de Pombriego
está Yebra con perdón,
los pobres llaratos son
y todos dicen "riñegro".
Y de ahí me marcho luego,
paso por Santalavilla,
llego a Llamas que me admiran
y todos dicen con gusto:
ahí nos vien el nueso músico,
pe que ruxe con a chifla.

Luego paso por Odollo,
a Marrubio y a Castrillo,
y como soy guapecillo
dice la gente de gozo:
Santos yía muy buen mozo,
que siempre ños vien tocando.
y yo les voy saludando
y a su manera me dicen:
ñosoutros ahora pol'intre
pe qu'inda vamos andando.

Un saludo.
Emiliano

jueves, 4 de febrero de 2016

Usos y costumbres...


La noche de San Juan siempre fue y es muy especial, propicia para una gran variedad de ritos y costumbres. Parece que los duendes y espíritus encontraban en ella un momento propicio para poner a prueba sus poderes, siendo también ese entusiasmo trasladado a las personas. Varios ejemplos dan fe de ello, como era el sacar una herradura o  ferradura a la intemperie para que se impregnara del rocío o erbayo, poniéndola luego debajo de la almohada para que el sueño fuera tranquilo y reparador. Con un propósito similar se procedía con una mantita, para luego tapar con ella a los bebés y que cesara el llanto provocado por los cólicos y otros posibles males. También los demás cobertores de llana para que ese erbayo los protegiera todo el año de la polilla o caronxo.
Con ese afán de protección se colgaban en las puertas de entrada y se afumaban las casas y las cuadras o cortes, utilizando para ello plantas como el saúco o sabugo y la cantruexa o tomillo, planta ésta muy aromática, apreciada y usada para menesteres varios, siendo entre San Juan y San Pedro el momento óptimo para la recolección, pues era cuando concentraban la mayor cantidad de propiedades.
Otro ejemplo está en que las mujeres en edad fértil y deseos de concebir, aprovecharan esa conjunción de poderes mágicos para poner los medios necesarios y aumentar las posibilidades de embarazo. Siempre antes de que el sol saliera y evaporase la humedad y por ende ese erbayo mágico, las mozas que lo pretendían, salían a los prados y eras o eiras  donde daban trinculletas o volteretas, impregnándose bien del rocío de la hierba y así acrecentar las posibilidades de la deseada maternidad.

Un saludo


Emiliano

martes, 5 de enero de 2016

Trabazos dolido






"Adiós, adiós, que me vou, herbiñas do camposanto,"

Este año 2015, que finalizó, ha sido cruel con nuestro pueblo y con sus gentes. Cuatro personas, unidas a Trabazos por lazos familiares, nos dejaron. Por eso, los versos dolidos de Rosalía de Castro cobran sentido.

Un pueblo muere cuando sus gentes mueren. Trabazos, hace mucho que no sabe lo que es tener una vida nueva, por contra cada año dice adiós a alguno de sus hijos e hijas.

Celestino Arias Carrera
Lidia Cañal Palla
Félix Domínguez Carrera
Celestino ("Tinín") Arias Cañal

Con el dolor clavado en el alma, (Lidia fue la madre que me dio la vida), este blog da el pésame a todas las familias implicadas, y de manera especial a la de Celestino y Hortensia, (ambos fallecidos), que en el mismo año perdieron a su padre y a su hermano. ¡Descansen en paz!.

Jerónimo Carrera Cañal

jueves, 31 de diciembre de 2015

Un año más...


Desde este pequeño rinconcico, desearos a todos que el año que ya está ahí mismo llegue con las cosas que deseamos.
Ojalá sean lo más alegres posibles. Para empezar, yo apunto esta pulla que algunos en la cercana Forna decían, una broma para diversión de todos, sobre todo cuando estaba el cura delante para poder seguir la dicha broma:

-El cura de Forna vai al infierno de cabeza, se nun baxa Jesucristo y ye cose la bragueta.

¡ FELIZ AÑO!

Un abrazo para todos.

miércoles, 9 de diciembre de 2015

Los tiempos y las gentes...



Ante la dificultad surgida por alguna enfermedad o circunstancia, se ofrecía un ramo a un Santo del pueblo que tuviera más devoción, o al mismo Santísimo, para pedir su curación o protección y amparo. Lo llevaban cuatro buenas mozas, recorriendo la iglesia desde la puerta al altar, y repitiendo la pareja de atrás los versos que decía la de delante.
Siempre había alguien más artilicoso o habilidoso para crear composiciones variadas, como estas coplas, estrofas o sencillos versos que alguien ofrece por mi padre, ante una enfermedad que lo mantenía en la cama cuando era todavía muy joven. Es cantado dentro de un ramo el día de Navidad por cuatro buenas mozas, como era costumbre. Creo que una parte ya está en otra entrada (post) pero bueno, val más dous que ningún.
Dice así:

Este ramo que cantamos
lo ofreció una devota,
por un joven que sufría
una enfermedad misteriosa.

Tuido estaba en la cama,
dando gritos de dolor
sin hallar ningún alivio,
solamente en el Señor.

Hoy, día del Nacimiento
aquí presente se halla,
Dándole gracias a Dios
y a la Virgen Soberana.




Personas con una capacidad innata para crear sencillas estrofas adaptadas a las diferentes costumbres, como un ramo en honor a la Virgen  que María Rosa compuso, con versos como este:

Dame tu ayuda, Señora,
tu gracia sea mi canto
y mis estrofas sean flores
para lucir en tu manto.

Otros varios, que van surgiendo en el camino de la vida:

*Arriba pandeiro roto,
Abaxo manta muyada.
Se nun foran las muyeres,
lus homes nun valían nada.

             
*Ojos de la mi señora,
¿y vos, que habedes?
¿porqué vos abaxades
cuando me vedes?

Un saludo para todos.

Emiliano